Author Archives: electrotrish

Cómo conectar el equipo a la corriente eléctrica adecuadamente

En Trish sabemos que es muy difícil llegar a dominar los aparatos eléctricos y que cuando tenemos problemas es, muchas veces, debido a que no hemos hecho bien las conexiones, el ordenador está apagado o alguna cosa así que cuando te das cuenta ves que el problema era muy fácil de resolver. Así que para que podáis descartar el tema de las conexiones cuando tengáis un problema en vuestro equipo, hemos pensado en contaros algunos consejos.

1. Tener una tierra física real en tu instalación ofrecerá una mayor protección a tus equipos y a ti. Si no la tienes pero puedes instalártela, mejor que lo hagas, no te arrepentirás.

2. Tener unas buenas conexiones balanceadas porque las conexiones balanceadas son un modo sencillo de inmunizar significativamente tu señal a inducciones provenientes de frecuencias de radio y de cables de corriente cercanos a tus conexiones de sonido.

3. También es recomendable que haya el mínimo contacto entre los diferentes cables de corriente y audio. No lo parece pero esa maraña es, a veces, el origen de los ruidos que nos pensamos que hacen los aparatos. La peor forma de contacto es haciéndolos correr unos junto a los otros porque aumentan el área de inducción en el cable de audio. Por lo tanto, evítalo en la medida de lo posible.

4. Apuesta por los reguladores. Un buen control del voltaje ayudará a que tus equipos se desempeñen mejor además de contribuir a la integridad de los equipos a lo largo de los años puesto que la “vejez” de los aparatos es a veces la causante de su ruido y mal funcionamiento. Puedes combinar supresores de picos y funcionalidad de respaldo de corriente porque en caso de interrupción evitará otro tipo de daños, especialmente la pérdida de datos.

5. Finalmente, no estés todo el día apagando y encendiendo todos los aparatos puesto que los equipos analógicos, por ejemplo, son mucho más estables y tienen un mejor funcionamiento una vez llevan un rato encendidos.
Teniendo en cuenta esto, ya sólo hace falta que te dediques a componer y grabar con calidad.

247-622-large

Hoy os recomendamos este reproductor. El STC- 50 es la perfecta herramienta DJ para trabajar con tu libreria musical en formato MP3.

Advertisements

¿Sabes leer los medidores de señal?

Una buena compo necesita de mucho oído, una buena mezcla y una buena selección de sonidos. Enr esumen: una buena composición es el resultado de una buena producción. Y en la producción de esta composición debemos tener en cuenta elementos importantes como las señales. Hacer una buena lectura de la señal en la grabación nos garantiza que el resultado sea muy bueno. El problema es que hay muchas cosas que hay que leer y todo ello puede llegar a ser confuso.

Para hacer una buena lectura de la señal durante la grabación te proponemos los siguientes pasos que quizá te ayuden si eres de los que les cuesta determinar los elementos.

Ante todo, tienes que saber que la dinámica es el nivel o intensidad de un sonido no constante. Por lo tanto, debemos tener en cuenta esa inconstancia y determinar un rango aceptable entre un mínimo y un máximo para esa dinámica. Es decir, tenemos que encontrar un nivel promedio.

No hay que obsesionarse con el nivel máximo o pico de la señal. Hay que tener en cuenta el momento en el que se ilumine la barrita roja, momento en el cual el sonido se distorsiona, pero no hay que obsesionarse con ello. Hay que tener en cuenta los otros colores de las barras de los medidores: el verde, el amarillo y el rojo.

El verde abarca, generalmente, desde la señal mínima registrable hasta los -12dB. En ciertos equipos puede ser en los 18dB

El amarillo indica el rango que va desde los -12dB hasta el 0 de la escala.

Mientras que el color rojo indica que toca el “0”.

Teniendo en cuenta estos colores, ¿dónde debemos colocar la señal de audio?

Es bueno que la coloquemos entre el verde y el amarillo. Los picos deberían situarse como mucho en la zona amarilla, alrededor de los -6dB y como mucho dejar que piquen esporádicamente en los -3dB. Esto debes combinarlo con un buen ajuste de tu señal de entrada. Una vez hecho esto, escucha el sonido. Si no se oye distorsionado es que está bien independientemente de que esporádicamente pique en la barrita roja. Nuestro oído, al final, es el máximo juez para nuestras producciones.

268-644-large
Hoy os recomendamos el C802A Mezclador Amplificado Estéreo. Este mezclador amplificado te será muy útil puesto que este mezclador amplificado estereo de 8 canales dispone de 8 canales mono con entradas Jack y XRL, canal estereo RCA, efecto echo digital, ecualizador de 2 bandas en cada canal y un ecualizador gráfico de 7 bandas de salida.

El micrófono ideal para los sonidos metales

Los instrumentos metales van muy bien para usarlos en las composiciones porque su sonido está muy bien. La característica de los sonidos de los instrumentos de metal, como sabéis, son su brillantes y su energía, características que atorgan un sonido distinto, hermoso y bonito a cualquier composición. Así que para mantener esas características en la composición final, hay que saber grabarlos muy bien, de modo que el micrófono con el que se va a grabar estos sonidos es extremadamente importante porque la mayoría de los metales generan mucha energía, lo que provoca que la señal se sature con mucha facilidad, incluso antes de llegar al preamplificador.

Para solucionar este problemilla es importante que los micrófonos los escojamos bien. Por ejemplo, hemos de usar micrófonos que soporten altos niveles de presión sonora para que podamos obtener un sonido detallado, con buena presencia de las frecuencias medias altas y altas.

Para que podamos obtener este sonido tan chulo, los micrófonos que necesitamos o que nos irán mejor son:

1. Los micrófonos de condensador de diafragma grande

2. Los micrófonos de cinta o listón.
Puede que los segundos micrófonos no te suenen tanto. Estuvieron en el mercado hace mucho y después desaparecieron, por lo que es normal que no te suenen mucho aunque ahora los puedes volver a encontrar. Los micrófonos de cinta o listón son micrófonos dinámicos pero al tener un pequeño listón en vez de un diafragma, el elemento principal de captación se vuelve mucho más ligero y su registro es más detallado. Por lo tanto, con un micrófono de cinta o listón tenemos en un mismo micrófono el manejo de las altas presiones sonoras y la capacidad de captar los aspecots más sutiles de la dinámica.

Por lo que respecta a los micrófonos de diafragma grandes están recomendados para este tipo de trabajos, especialmente si se trabaja con trombones y tubas, pero no son los más ideales. Hay muchos micrófonos de cinta y de diafragma grandes en el mercado que te pueden ir bien para captar estos sonidos, sólo hace falta que preguntes un poco y te aconsejarán.

Finalmente, como siempre os recomendamos un producto. Espero que paséis muy buena Semana Santa!!

mezclador

Con este mezclador de micrófonos podrás hacer todo lo que quieras porque el mezclador de micrófonos es una unidad elegante y compacta que convierte su equipo esterofónico o su reproductor de DVD en un sistema de karaoke que hará que sus fiestas estén más animadas.

Trucos para ecualizar bien

La ecualización del sonido no tiene muchos trucos: simplemente tienes qué saber qué teclas, botones, controles, plugins y demás debes tocar lo cual, puede llegar a ser difícil. O quizá tocando resulta que consigues un sonido que te encanta pero que ha surgido de la casualidad y no sabes qué pasos volver a hacer para repetirlo en otra composición.

Uno de los misterios más extendidos en la ecualización es un filtro llamado paso alto. Este filtro puede ayudarte en tus composiciones así que he pensado que puede ser útil saber un poco de qué va. De entrada, el filtro de paso alto es un tipo de filtro electrónico que permite el paso a través del mismo de todas las frecuencias superiores a su frecuencia de corte sin atenuación y a diferencia de otros, no altera las frecuencias, simplemente las deja pasar mientras que las que no deja pasar las atenúa poco a poco dependiendo de la gravedad del sonido.

Por ejemplo: pongamos que tenemos un filtro de una mezcladora ajustado a 75 Hz y especifica que está diseñado para atenuar a 18 dB por octava. Esto quiere decir que en este caso, todo lo que se encuentre a 37.5 Hz (es decir, una octava abajo de 75 Hz) sonará 18 dB menos que lo que está a 75 Hz mientras que lo que esté a 18.75 Hz estará a otros 18 dB menos con respecto a los 37.5 Hz y por tanto a 36 dB con respecto a los 75 Hz.
Teniendo en cuenta este ejemplo que seguro que has entendido perfectamente, me gustaría comentaros la forma en qué podéis aprovechar un filtro de este tipo:

– En una mezcladora con una frecuencia fija puedes usarlo en casi todos los canales para despejar la zona grave del espectro de frecuencias.

– En el caso de las mezcladoras que cuentan con filtro pasa alta con selección de frecuencia de corte, ajuste un poco por debajo de la frecuencia más grave que dé el canal que quieras filtrar. Un buen ejemplo sería en la voz para atenuar el “popeo”.

– Busca la nota fundamental del instrumento de tu interés y corta por debajo.

– Otro consejo es que no exageres el ajuste simplemente trata de limpiar frecuencuas que consumen energía al resto de la mezcla y que no aportan nada útil a la composición.
Así, ya sólo te queda empezar a hacer pruebas si es que aún no lo has utilizado y, para aquellos que ya lo uséis, estaría bien contarnos qué tal os va!!!

Os dejo como siempre otro instrumento recomendado!

268-644-large

Este mezclador amplificado te será muy útil puesto que este mezclador amplificado estereo de 8 canales dispone de 8 canales mono con entradas Jack y XRL, canal estereo RCA, efecto echo digital, ecualizador de 2 bandas en cada canal y un ecualizador gráfico de 7 bandas de salida.

¿Se puede mezclar con auriculares en el estudio? (III)

Y hoy finalmente terminamos con la última parte de esta serie de blocs sobre si es posible o no mezclar con auriculares. Y os preguntarés: ¿hacía falta tanto rollo? Bueno quizá no pero como no quería agobiar a nadie con un post súper largo preferí explicaros las opiniones sobre si hay que grabar o no con auriculares en tres posts diferentes. Pero no os preocupéis, ahora finalmente os cuento lo que sé en este último post.

He estado navegando por la red y he visto que algunos se preguntan que por qué casi siempre suena mal en unos monitores una mezcla hecha con auriculares, pero otra hecha con monitores de estudio es más fácil hacer que suene bien en auriculares. Bien, también según he ido encontrando y mi experiencia como dj, os puedo decir que:

– Parece una tontería pero depende de como te coloques los auriculares puedes escuchar el sonido de una forma o de otra, por ejemplo, puede variar significativamente la percepción de los tonos graves.

– La calidad de los auriculares también juega un factor esencial en la escucha del sonido: no nos engañemos, no es lo mismo unos auriculares que cuestan mucho dinero a unos que podemos encontrar a los chinos.

– También pasa que a veces se mezcla con auriculares con un nivel alto de señal. Esto pasa porque estás operando en alguna zona poco lineal de escucha pero también puede ser que caigas en fatiga auditiva así com estar creando cera en tus oídos como forma de protección. Y sí, eso también modifica la percepción del sonido.

En fin, teniendo en cuenta todos estos elementos, te voy a contar un factor que influye significativamente en el manejo del panorámico (o paneo) y que no todo el mundo conoce.

Nuestros oídos no sólo nos dan información sobre el sonido de nuestro alrededor sino también su ubicación. Este proceso se realiza a través de la diferencia de intensidad entre los dos oídos, es decir; si un sonido suena más fuerte delante nuestro a la derecha, el oído derecho lo hará resonar más fuerte para que también lo podamos ubicar además de escucharlo. Pero es que además de todo esto, nuestro cerebro también considera el tiempo de arribo en el momento en que escuchamos un sonido, las diferencias en el espectro de frecuencias que recibe cada oído, las reflexiones en las superfícies y un largo etcétera en el que no entraremos por que no estamos en clase de biología. Y ¿qué pasa entonces?

Pues que los monitores hacen una cosa diferente: aunque panees una señal totalmente a un extremo del estéreo nunca la escucharás ezclusivamente con el oído del mismo lado. El otro día escuchará algo de esa señal. Peeeero, con los auricualres eso no pasa! Porque todo el sonido está en un lado y, por lo tanto, el otro oído no escucha NADA.  Por lo que ¿entendéis el quit de la cuestión? Así:

¿Qué podemos hacer entonces para mezclar sonido fiándonos con auriculares? Pues usar el crossfeed.

Un crossfeed es un procedimiento “que permite combinar los canales izquierdo y derecho de una grabación estéreo con el objetivo de reducir la separación extrema de los canales”. Y podéis estar tranquilos porque este tiene plugins para windows y para Mac y, además, lo puedes complementar con amplicadores para auriculares que ayudan a este objetivo. Finalmente:

– Utiliza auriculares de excelente calidad.

– No importa que mezcles con auriculares, nunca dejes de darle una revisada a tu mezcla a través de los monitores de estudio y

– Ten muchísima paciencia porque es una técnica que toma tiempo dominar.

Por último os dejo con una novedad que no os defraudarán:

278-654-large

Un amplificador ideal para cualquier DJ puesto que este amplificador tiene una etapa de potencia de 2x 1000W, un reproductor incorporado de MP3 via USB o SD Card, un panel frontal con acabado de leds azules y varias entradas que permiten conectar en el frontal un MP3 portátil por jack 3.5 mm.

¿Se puede mezclar con auriculares en el estudio? (II)

En el post anterior hablábamos de que los auriculares en el estudio quizá no son lo más adecuado para hacer mezclas de nuestras composiciones porque necesitamos escuchar con precisión y fiarnos también de otros indicadores como la frecuencia de la música.

Pero además de lo que parece ser una opinión a que no uséis los cascos, para usar los auriculares en el estudio debemos saber que otro de los objetivos primordiales que se deberían buscar durante las mezclas es la compatibilidad con diferentes fuentes de reproducción. Es decir, no me negaréis que ahora todo el mundo lleva auriculares así que una de las cosas que debemos tener en cuenta es que nuestra compo se escuche bien a través de ellos estén en el repoductor que estén.

Por ello es normal que regresemos a la pregunta del post anterior: entonces, mezclar la música usando los auriculares no es tan malo como se ha dicho.

Hay varias opiniones al respecto y, como son un poco largas, las dejaremos para otro post para que las leáis en calma o bien me ayudéis a completar este post con vuestras opiniones 🙂

Mientras tanto, os dejo con una novedad: si te gusta escuchar la música con el sonido que merece, necesitas estos altavoces. Estos altavoces ISPT son altavoces de música ambiental de 2 vías de alta calidad para uso al interior o exterior en las instalaciones de línea de 100V. Disponibles en blanco y en negro.

280-656-thickbox Altavoces ISPT.

¡Qué viva la música!

¿Se puede mezclar con auriculares en el estudio?

Hola!

Para muchos de vosotros que debéis ser dj’s profesionales esta pregunta seguramente os resultará un poco absurda. Mezclar con los auriculares es lo que hacen y vemos hacer a muchos dj’s cuando vamos a escuchar sesiones de ellos. Pero que se haga en público no quiere decir que se haga en privado, por que en el estudio también hay otros elementos a tener en cuenta.

Un dj amalgama piezas musicales añadiendo, también elementos complementarios producidos en el estudio. Este tipo de materiales acostumbran a necesitar pocas cosas, como por ejemplo, ajustes de ecualización, compresión, y otros sin tener en cuenta los que ya están masterizados. Lo que caracteriza a los dj’s, entonces, es su arte de combinar los temas, ritmos, átmosferas, etc de forma que formen un único sonido armónico y con sentido. Lo que pasa es que en el estudio uno necesita tener una referencia lo más fiable posible por lo que respecta a las frecuencias para saber cómo, cuando y dónde mezclar un sonido con otro. Y en este momento, los auriculares no sirven de mucho por que cambian nuestra percepción de las frecuencias con sólo moverlos un poco o ajustarlos más o menos a nuestras orejas.

Así, una de las cosas que se aconsejan es que en el estudio, cuando estés mezclando, tengas varias referencias de monitor. Si tenemos esto, podremos encontrar el balance de todos los elementos de la mezcla que la haga más compatible con la mayoría de las otras referencias (monitores de estudio, modular de la casa, auriculares, autoestéreo, …).

Así, lo que se aconseja para los momentos en los que se estén creando composiciones es que no sólo os fieis del sonido que escucháis por los auriculares sino que os fieis de esto y de todas las otras referencias de las que dispongais a mano para controlar que la mezcla tiene sentido y armonía.

262-638-thickbox

STM- 3006 Mezclador 6 canales

 

Aprende a meclar baterías de libreria (II)

En el anterior post hablamos de cómo mezclar sonidos de baterías de las librerías par aponer a nuestras composiciones y canciones una base buena, sólida y rica para darle al resultado final el toque de profesionalidad. Pero nos quedamos un poco a medias así que hoy vamos a seguir hablando de las soluciones que os comentaba acerca de grabar/ mezclar sonidos de baterías de librerías.

Lo cierto es que una de ellas (y personalmente la mejor) es grabar directamente el sonido de una batería real en tiempo real. Es decir, que si tienes un amigo que toca la batería, aprovéchate de él y pídele que te toque algo para grabar y ponerlo en tu música. Pero no todos tenemos esta suerte así que una tercera opción para tener sonido de batería de librería profesional es usar un midi.

De entrada tenéis que saber que un midi es un protocolo de comunicación serial estándar que permite a los computadores, sintetizadores, secuenciadores, controladores y otros dispositivos musicales electrónicos comunicarse y compartir información para la generación de sonidos. Por lo tanto, para la generación de sonidos de baterías debéis tener en cuenta ciertas cosas:

– debéis saber un poco de qué va eso de tocar la batería. Podemos querer ese sonido por que le va a dar otro toque a nuestra composición, y es cierto, pero si no sabemos como funciona la batería y qué sonidos produce o se puede producir con ella poco vamos a hacer por que entonces el resultado final será extraño por que sonará extraño.

– hay que elegir bien la librería que vamos a usar y se aconseja que cojas buenos sampleos, especialmente de multilayer. Muchas librerías de algunos programas de audio (DAW) son más sencillas que las que te dan empresas especializadas, conviene mirárselas. También hay que tener en cuenta que un buen archivo de audio es aquél que está constituído por varios muestreos a diferentes dinámicas, además de que esté bien grabado, por supuesto.

– es importante un buen método, es decir, tener un buen midi. Hay que tener un controlador (teclado o pad), con buenas opciones de velocidad y con varias curvas a elegir.

– cuesta y no disponemos de mucho pero hay que dedicar tiempo y amor a nuestras composiciones. Así que no me seais vagos y no os dediquéis a repetir en toda la compo una fórmula que os haya gustado. Hay que usar el randomize, es decir, saber aleatorizar la cuantificación y la dinámica.266-642-thickbox

Finalmente, puede no gustarte el resultado que obtengas. Eso es normal no a todos nos va bien lo mismo, ni usamos lo mismo por el simple hecho de que no somos iguales y tenemos diferentes gustos. Así que si el midi no te va, siempre puedes usar un loop de sonido. Nunca se sabe quizá lo descubres y lo adoras enseguida!

Mezclador de 4 canales STL

Aprende a mezclar baterías de libreria

¿Quieres poner a tu música un sonido de base mucho más rítmico? Para conseguir esto puedes ayudarte del sonido de las baterías que puedes encontrar en muchas librerías pero, ahora llega la gran pregunta: ¿cómo mezclo estos sonidos para tener un resultado chulo?

Hay dos soluciones posibles: cómo un sólo archivo premezclado o exportando todos los canales convertidos en archivos de audio individuales. Estas soluciones son las más comunes pero existen otras alternativas que podremos aplicar si tomamos las decisiones adecuadas en el proceso de producción de la música. Ya sé que no es lo mismo que grabar con una batería real pero ya sabéis que esto de la tecnología tiene sus más y sus menos. De entrada y como ya hemos hecho otras veces hay que tener en cuenta, primero de todo, los conceptos.

Cuando hablo de baterías de librería me refiero a aquellos sonidos pregrabados de la batería y hay unos cinco formatos que se pueden usar en el estudio:

1. Software Instruments: plugins que permiten muchísimas capacidades para la edición y procesamiento dentro del programa.

2. Sonidos de componentes individuales disparados desde un sampler

3. Las cajas de ritmo externas, que pueden ser módulos independientes o venir integrados en un sintetizador físico externo.

4. Librería de sonidos a base de archivos o ficheros de sonido específicos de cada componente de la batería.

5. Loops o bucles (archivos de sonido previamente procesados para darles un carácter distintivo).

El formato 1, 2 y 3 son programados normalmente desde una pista midi dentro del programa de audio principal o DAW, algo que puede acabar siendo una ventaja por que permite hacer algunos ajustes que mejoran la interpretación durante la mezcla.

Trabajando con archivos de audio, sólo tendríamos la opción de modificar el nivel de señal del sonido real. Pero un cambio de dinámica en un instrumento real no sólo implica un cambio de nivel, también cambia su espectro de frecuencias. Con archivos pregrabados se complica muchísimo lograr el mismo resultado.

A pesar de la comodidad que representa tener el archivo de sonido de la batería en nuestro ordenador, claro, no es lo mismo que tener una batería de verdad tocando para nosotros. Es decir, como en todas las cosas de este mundo, los sonidos de las baterías de las librerías tiene una desventaja importante:

Un software instrument puede “devorar” muchos recursos de procesador. Si la sesión de mezcla contiene muchísimos canales, tarde o temprano el procesdor no será capáz de lidiar con todo y se detendrá. Entonces, ¿cómo podemos solucionarlo?

– Con un ordenador ultra potente o con un proceso dividido.

– Hacer bounces de los sonidos individuales, apagar el software y liberar de carga al cpu.

– No preocuparse demasiado, al tener una secuencia midi original se puede regresar a ella cuantas veces sea necesario.258-634-large

Otra solución es seguir este bloc para seguir abordando este tema con más profundidad 😉 

Mezclador de 4 canales con USB/MP3

Usar el ecualizador paramétrico

Para seguir aprendiendo o a mejorar con eso de ser Dj ante todo, hay que tener en cuenta qué es el ecualizador paramétrico, una de las herramientas indispensables. El ecualizador paramétrico es, según la wiki, “un ecualizador (dispositivo que procesa señales de audio) que permite el control individual de tres parámetros por cada banda: su frecuencia central, su ganancia, y su ancho de banda”.

Como hemos dicho, es una herramienta básica para mezclar sonido pero entre todos los que existen al mercado, hay que encontrar el que más se adapta a ti. Normalmente, el ecualizador más común es el de tipo gráfico, muy usado en los autoestéreos y equipos de audio domésticos. Pero en el momento que quieras darle un sonido más profesional o que tú ya seas un profesional, lo que te irá mejor es el ecualizador paramétrico o semi- paramétrico.

Como hemos dicho en la introducción, el ecualizador paramétrico permite el control o alteración de la frecuencia, la ganancia o atenuación del sonido y su ancho de banda, por lo que serán estas herramientas las que tendremos en cuenta en el momento de mezclar el sonido. Pero, ¿cómo saber donde están los botones por dónde modificar estos tres aspectos que acabamos de mencionar?

 

Detalle ecualizador paramétrico

Observa detenidamente esta foto (de la consola Neve 88RS) y verás que hay tres perillas azules completas; la inferior no la tomes en cuenta al igual que el botón con el pequeño bloque amarillo.

-La perilla superior nos permite determinar la frecuencia central en la que trabajará el ecualizador. Las siglas “kHz” nos indican esto. Y su rango, en este caso, va desde 0.8 kHz ú 800 Hz hasta

9.0 kHz ó 9000 Hz.

-La perilla central sirve para controlar la ganancia, positiva o negativa, de esta banda. Otra manera de decirlo es: control de incremento o atenuación. Se mide en decibeles (dB), Aquí no se indica pero en la mayoría de los casos el rango va de 0 a -12 ó -18 dB y de 0 a +12 o +18 dB.

-La perilla inferior indica el ancho de banda de esta sección medido en Q. Este valor nos indica qué tan ancho o angosto está operando el ecualizador en esta banda específica.  Por ejemplo un Q igual a 10 afecta a un rango sumamente estrecho de frecuencias, mientras que un Q de casi 0 es extremadamente amplio.

Muchos de estos procesadores traen un preajuste a 1.0 ó 1.5 de ancho de banda que funciona muy bien para darle “contorno” al sonido de algún instrumento o voz. Pero hay ocasiones donde se requieren ajustes mucho más precisos.

Además, debéis tener en cuenta que la mayoría de las versiones de ecualizadores con preajuste de ancho de banda las encontraremos en los ecualizadores semiparamétricos.

Lo que os acabamos de comentar es básico en el mundo de la mezcla y el control del sonido así que nos gustaría saber qué experiencias habéis tenido con los ecualizadores.

Trish.