Blog Archives

Trucos para ecualizar bien

La ecualización del sonido no tiene muchos trucos: simplemente tienes qué saber qué teclas, botones, controles, plugins y demás debes tocar lo cual, puede llegar a ser difícil. O quizá tocando resulta que consigues un sonido que te encanta pero que ha surgido de la casualidad y no sabes qué pasos volver a hacer para repetirlo en otra composición.

Uno de los misterios más extendidos en la ecualización es un filtro llamado paso alto. Este filtro puede ayudarte en tus composiciones así que he pensado que puede ser útil saber un poco de qué va. De entrada, el filtro de paso alto es un tipo de filtro electrónico que permite el paso a través del mismo de todas las frecuencias superiores a su frecuencia de corte sin atenuación y a diferencia de otros, no altera las frecuencias, simplemente las deja pasar mientras que las que no deja pasar las atenúa poco a poco dependiendo de la gravedad del sonido.

Por ejemplo: pongamos que tenemos un filtro de una mezcladora ajustado a 75 Hz y especifica que está diseñado para atenuar a 18 dB por octava. Esto quiere decir que en este caso, todo lo que se encuentre a 37.5 Hz (es decir, una octava abajo de 75 Hz) sonará 18 dB menos que lo que está a 75 Hz mientras que lo que esté a 18.75 Hz estará a otros 18 dB menos con respecto a los 37.5 Hz y por tanto a 36 dB con respecto a los 75 Hz.
Teniendo en cuenta este ejemplo que seguro que has entendido perfectamente, me gustaría comentaros la forma en qué podéis aprovechar un filtro de este tipo:

– En una mezcladora con una frecuencia fija puedes usarlo en casi todos los canales para despejar la zona grave del espectro de frecuencias.

– En el caso de las mezcladoras que cuentan con filtro pasa alta con selección de frecuencia de corte, ajuste un poco por debajo de la frecuencia más grave que dé el canal que quieras filtrar. Un buen ejemplo sería en la voz para atenuar el “popeo”.

– Busca la nota fundamental del instrumento de tu interés y corta por debajo.

– Otro consejo es que no exageres el ajuste simplemente trata de limpiar frecuencuas que consumen energía al resto de la mezcla y que no aportan nada útil a la composición.
Así, ya sólo te queda empezar a hacer pruebas si es que aún no lo has utilizado y, para aquellos que ya lo uséis, estaría bien contarnos qué tal os va!!!

Os dejo como siempre otro instrumento recomendado!

268-644-large

Este mezclador amplificado te será muy útil puesto que este mezclador amplificado estereo de 8 canales dispone de 8 canales mono con entradas Jack y XRL, canal estereo RCA, efecto echo digital, ecualizador de 2 bandas en cada canal y un ecualizador gráfico de 7 bandas de salida.

Advertisements

Aprende a mezclar baterías de libreria

¿Quieres poner a tu música un sonido de base mucho más rítmico? Para conseguir esto puedes ayudarte del sonido de las baterías que puedes encontrar en muchas librerías pero, ahora llega la gran pregunta: ¿cómo mezclo estos sonidos para tener un resultado chulo?

Hay dos soluciones posibles: cómo un sólo archivo premezclado o exportando todos los canales convertidos en archivos de audio individuales. Estas soluciones son las más comunes pero existen otras alternativas que podremos aplicar si tomamos las decisiones adecuadas en el proceso de producción de la música. Ya sé que no es lo mismo que grabar con una batería real pero ya sabéis que esto de la tecnología tiene sus más y sus menos. De entrada y como ya hemos hecho otras veces hay que tener en cuenta, primero de todo, los conceptos.

Cuando hablo de baterías de librería me refiero a aquellos sonidos pregrabados de la batería y hay unos cinco formatos que se pueden usar en el estudio:

1. Software Instruments: plugins que permiten muchísimas capacidades para la edición y procesamiento dentro del programa.

2. Sonidos de componentes individuales disparados desde un sampler

3. Las cajas de ritmo externas, que pueden ser módulos independientes o venir integrados en un sintetizador físico externo.

4. Librería de sonidos a base de archivos o ficheros de sonido específicos de cada componente de la batería.

5. Loops o bucles (archivos de sonido previamente procesados para darles un carácter distintivo).

El formato 1, 2 y 3 son programados normalmente desde una pista midi dentro del programa de audio principal o DAW, algo que puede acabar siendo una ventaja por que permite hacer algunos ajustes que mejoran la interpretación durante la mezcla.

Trabajando con archivos de audio, sólo tendríamos la opción de modificar el nivel de señal del sonido real. Pero un cambio de dinámica en un instrumento real no sólo implica un cambio de nivel, también cambia su espectro de frecuencias. Con archivos pregrabados se complica muchísimo lograr el mismo resultado.

A pesar de la comodidad que representa tener el archivo de sonido de la batería en nuestro ordenador, claro, no es lo mismo que tener una batería de verdad tocando para nosotros. Es decir, como en todas las cosas de este mundo, los sonidos de las baterías de las librerías tiene una desventaja importante:

Un software instrument puede “devorar” muchos recursos de procesador. Si la sesión de mezcla contiene muchísimos canales, tarde o temprano el procesdor no será capáz de lidiar con todo y se detendrá. Entonces, ¿cómo podemos solucionarlo?

– Con un ordenador ultra potente o con un proceso dividido.

– Hacer bounces de los sonidos individuales, apagar el software y liberar de carga al cpu.

– No preocuparse demasiado, al tener una secuencia midi original se puede regresar a ella cuantas veces sea necesario.258-634-large

Otra solución es seguir este bloc para seguir abordando este tema con más profundidad 😉 

Mezclador de 4 canales con USB/MP3